Código deontológico

1. Los servicios auxiliares tienen que mantener su afán de superación y dedicarse exclusivamente a las tareas propias de su puesto y de su cometido, para conseguir ser digno de la confianza del cliente y de la empresa.
2. La credibilidad y confianza son factores que no se dan, se tienen que ganar comportando a veces sacrificios.
3. Ante cualquier situación sea de la índole que sea debe informar y actuar con sentido común y sensatez, de forma inmediata discreta y coherente, con lealtad a los principios de los servicios auxiliares.
4. Se debe ser responsable, no eludir las obligaciones y cooperar con el cliente. De los servicios auxiliares se esperan soluciones profesionales y objetivas que cuenten con la aprobación del cliente y la empresa. Su satisfacción será la nuestra y no hay mayor recompensa que un trabajo bien hecho, si el cliente está satisfecho no habrá problemas, lo contrario “son problemas”.
5. Para poder, defender o justificar la actuación de un compañero ante un cliente, es imprescindible conocer y estar informado por dicho compañero de todo cuanto sucedió, informando a ser posible antes de que el jefe de grupo hable con el cliente.
6. El personal que no cumple con su deber daña su propia imagen, repercutiendo también indirectamente en la imagen del cliente, la empresa y el resto de los compañeros.
7. Las bebidas alcohólicas y las drogas están terminantemente prohibidas, ni siquiera en pequeñas dosis. Estas circunstancias junto con la de abandono de servicio sin causa justificada será motivo de despido inmediato.
8. Cuando un controlador o auxiliar tenga que dirigirse a los clientes debe hacerlo de forma educada, correcta y con la diligencia debida, nunca con las manos en los bolsillos, masticando chicle o con el cigarro encendido. No se pueden tener faltas de respeto y consideración, provocar discusiones, usar palabras malsonantes e indecorosas con nadie, aunque la razón este de nuestro lado. No olvidemos “jamás” que si bien estamos en posesión de la verdad, nuestras formas pueden eximirnos de ella.
9. Comer en público no causa buen efecto, procurad venir cenados, a la hora de necesitar un relevo por cualquier causa o necesidades se ha de notificar y esperar relevo.
10. Las órdenes solo podrán efectuarlas los jefes de grupo, cualquier orden por parte de algún encargado de sala se les remitirá a los jefes de grupo.
11. Cualquier novedad, problema o relevo, se ha de comunicar obligatoriamente a los jefes de grupo siguiendo los códigos que se adjuntan.
12. Las novedades ordinarias deben darse con periodicidad y a las horas que se determinen en función de las características de los servicios. (Sala conciertos).
13. Cada controlador o auxiliar ha de ser responsable de mantener en perfecto estado sus útiles de trabajo.
14. Se efectuaran rondas periódicas, por parte de los jefes de grupo, solicitando novedades a los puestos y verificando que no se infringe ninguna de las normas especificadas anteriormente. Cada ronda se apuntara en una hoja de servicios por duplicado, quedando una copia en poder nuestro y otra para el cliente.
15. Los jefes de grupo deben tener conocimiento de los cambios de residencia, teléfonos y demás circunstancias que puedan afectar la comunicación entre la empresa y el personal de control.
16. El personal de control o auxiliares debe atender en obediencia, prevaleciendo siempre el siguiente orden, a los jefes de grupo, clientes de la sala y las sugerencias de los compañeros.
17. No se pueden tener revistas, prensa, radios etc., en los puestos de servicio o cualquier otro objeto o elemento que distraiga la atención sobre nuestro cometido, si en el transcurso de una ronda se detectan objetos de los mencionados, aun de encontrarse desconectados será motivo de sanción.
18. Queda totalmente prohibido registrar cajones armarios o mirar documentación del cliente en el centro de trabajo, nuestro cometido también implica no tocar lo que no sea necesario para el desarrollo normal de nuestro trabajo.
19. Queda totalmente prohibido el invitar amigos o familiares, todo el mundo pasa por taquilla salvo casos muy justificados.
20. Todo personal de control o auxiliares debe conocer a la perfección los sistemas de evacuación existentes en el local.
21. Evitar los teléfonos móviles, solo en caso de necesidad extrema.
22. Cuide su aspecto personal externo, uniformidad y aseo, bien afeitado y bien peinado para causar siempre buena impresión a las personas que le estén observando. Quedan prohibidas las zapatillas deportivas (bambas, etc.…).
23. La puntualidad es vital, procuremos llegar con antelación afín de garantizar la cobertura del puesto antes del horario de apertura de la sala, la impuntualidad es motivo de sanción.
24. Siempre que un servicio auxiliar no pueda incorporarse a su puesto por motivos de salud o cuando tenga que ser relevado por indisposición para ser atendido en un centro médico deberá solicitar justificante de asistencia, para ser presentado a la empresa.
25. La amabilidad y la humildad es nuestra mejor arma, usadla cuando os dirijáis al cliente y pensad que estamos ahí para servirles, tratándolos como les gustaría ser tratados.
26. Según la normativa de la sala queda prohibida la entrada a grupos de tendencia agresiva e indeseable en el caso de que por algún motivo llegasen a acceder a la sala es competencia del personal de control o auxiliares el detectar y expulsar de la sala a dichos individuos.
27. Jamás se dirá y tomara el nombre del director de la sala en vano. Nadie conoce a estos señores.